Saltar al contenido

Tronas para Bebés

Una de las cosas que no debe faltar a tu bebé durante sus primeros años de vida es una buena trona. A través de la misma, tu hijo o hija podrá comer y sentirse en familia, porque la pondrás al lado de la mesa y así podrá comer con vosotros y el resto de la familia. Por regla general, una trona puede ser usada a partir de los 6 meses hasta los 3 años.

Sinónimos: Trona, periquera, silla alta

¿CÓMO ELEGIR Y USAR LAS TRONAS PARA BEBÉS?

Si usted decide comprar una silla alta o trona estas son las recomendaciones para que su niño este mas confortable y seguro.

  1. Siempre debes comprar un modelo que sea acolchado, para ofrecer a tu bebé la comodidad que necesita en todo momento. Cuando más acolchada sea, más a gusto se sentirá en su trona.
  2. Es conveniente que la silla no sea muy alta para evitar las lesiones por caídas, y si es de altura graduable mantenga la distancia más baja posible.
  3. Si las sillas tienen ruedas intente que sean con freno o que dos patas no tengan ruedas. 
  4. Para minimizar el riesgo de volcarse de la silla es conveniente que la base de sustentación sea amplia.
  5. Las patas de las sillitas deben contener goma en las extremidades para evitar que se deslicen.
  6. Al menos el sistema de sujeción  debe sostenerse en tres puntos del cinturón: cintura y entrepierna. Las hebillas deben estar diseñadas a prueba de niños y verifique que el sistema de sujeción sea seguro y no pueda soltarse.
  7. Es recomendable comprar la trona con bandeja para que su bebé pueda usarla y comer a su gusto. La bandeja  no debe desprenderse o atrapar las partes del cuerpo del niño.
  8. Limpie regularmente las sillas.
  9. El niño debe encontrarse sujetado siempre, aunque sea por corto tiempo. Con supervisión permanente, aunque esté correctamente atado.
  10. Si la silla tiene ruedas, bloquee el sistema de rodado para evitar el desplazamiento.

No hay nada más cómodo para ti y tu bebé que la trona se adapte al crecimiento de tu hijo de allí que podrás usarla por períodos más prolongados y así sacarle más rendimiento. La calidad y la comodidad del bebé son elementos importantes a considerar al momento de escoger una trona.

Tronas, Periqueras o Sillas Altas

Tronas de estructura de metal o plástico

Estos modelos son simples. Algunas son solo sillas de plástico con cinturones de seguridad. Otras tienen asientos acolchados. Algunas traen charola y otras no. Ventajas de estas sillas altas: generalmente no son caras y son ligeras. Algunas se pliegan lo que te ahorra espacio al guardarla. 

Tronas o Sillas Altas más equipadas

Estas sillas tienen las características de los modelos básicos, más algunas cosas extra como asientos más cómodos y mejor acolchados, rueditas para llevar la silla de un lado a otro, charolas removibles que se quitan y ponen fácilmente, piezas que se pueden lavar en el lavaplatos, cubiertas para las charolas, opción para ajustar la altura y reclinar el asiento. Algunos modelos se pueden convertir en una silla para un niño mayor para que la puedas usar por más tiempo. 

Tronas o Sillas portátiles y que se enganchan

Algunas familias prefieren un asiento que se engancha a la mesa, en lugar de una silla alta. Este tipo de asiento ocupa poco espacio, lo puedes llevar de un lugar a otro y cuesta menos que una silla alta convencional. También encontrarás en el mercado sillas altas portátiles que se ajustan con correas al respaldo de cualquier silla. Te podemos asegurar que esta elección es una muy buena compra.

Tronas o Sillas altas de madera

Si estas buscando una trona sencilla para que pueda comer tu bebé y tener que pagar un precio lo más reducido posible, seguramente que esta trona sea la opción mas interesante para ti.